Luego de darle hartas vueltas, me decidí a comprar una pluma TWSBI. Y debo decir, firmemente, que no me arrepiento. Había leído reseñas excelentes sobre la marca y sus modelos, en diversos foros de discusión sobre plumas fuentes, de los que participo. También había recibido las impresiones sobre aquellas de algunos buenos amigos, compañeros de afición, que ya iban en su segunda o tercera TWSBI y que tenían ganas de ir por más.ecoblackpost_1024x1024
Sin perjuicio de ello, mi inclinación por las plumas más antiguas y tradicionales le ganaba a la decisión de adquirir una de estas modernas y novedosas plumas, de una marca bastante reciente. Me decía, recurrentemente: “ya la compraré”. Recién en los Pelikan Hubs (2016) decidí a comprar una, luego de haber jugueteado con las que pertenecen a la colección de dos amables compañeras de afición. Es que es bien distinto verlas por Internet que probarlas directamente. Eso hizo la diferencia.

Dado que era mi primera aproximación a la marca, opté por el que se supone es el más básico de sus modelos: la TWSBI Eco, versión negra y transparente.

Twsbi Eco Negra Plumin m_05Twsbi Eco Negra Plumin m_011Sin duda una gran pluma de entrada. Siendo franco, no se me ocurre – y eso que llevo bastante tiempo en esto de las estilográficas – una pluma que pueda competir directamente, en el rango de precio, con la TWSBI Eco. Mis razones son varias: buen diseño (destaco el capuchón y blind cap hexagonal, el logo rojo en el tope del capuchón y el final de la boquilla triangular), su tamaño considerable y por sobre todo, el sistema de carga integrado (émbolo o piston filler, como le dicen los angloparlantes). El plumín, de acero, sobrio pero de excelente desempeño (en mi caso, un stub 1.1), lo mismo que el alimentador.

Twsbi Eco Negra Plumin m_010Twsbi Eco Negra Plumin m_02Asimismo, destaco el embalaje y adicionales que vienen con la pluma: trae una llave para abrir la pluma y desmontar el émbolo, además de un frasquito de grasa siliconada (que no es muy fácil de conseguir en el mercado nacional, salvo en algunas tiendas de buceo o relojería). Eso para mi es un tremendo plus, ya que disfruto mucho de reparar y mantener mis piezas. Y la marca incentiva aquello.

En fin, me parece una pieza tremendamente recomendable, con una insuperable relación precio calidad.

 

Por Guillermo Stange (Ius-Gentium)
Colaborador de SPSblog

Comentarios (1)

Los comentarios están cerrados.