Faber Castell es una de las marcas que llegó al mercado chileno con sus productos masivos y así se vinculó con productos escolares, lejanos al concepto de lujo con la que el conde Faber Castell dio inicio a la fábrica de instrumentos de escritura. Al contrario de lo que la gente imagina, Faber Castell tiene productos de altísimo rango, lujosas plumas de diseño moderno y calidad altamente competitiva.