Reflexiones de @UrracaDarwin sobre el dibujo con Plumas Fuente.

He dejado de escribir bastante en el blog. Siempre me pasa: Tomo cursos de escritura creativa o dibujo, pero no logro unir las dos cosas.
Siento que cada vez se me da menos la escritura, y si consigo hacer un artículo lo siento muy personal, casi “cebolla”. No como la Claudia que es como un “tanque» de la información.
Bueno, pastelero a tus pasteles podría decir para consolarme. Pero creo que no hay buenos escritores o  ilustradores, hay personas que aman escribir y/o dibujar y otras que no.
Aquí va el primer hecho de la causa: me costó más de 30 años reconocer que hay momentos en donde querer sí es poder.
Finalmente no hay dones ni ciencia infusa. Hay constancia, trabajo, responsabilidad, entrega y muuucha humildad (la última es la peor).

El Nacimiento de Urraca Darwin.

Existo desde hace varios años, un homenaje a mi primera rebeldía con mi madre: Defender a la reina Urraca I, una mujer con poder y aplomo en época de hombres.
Hasta ahora me enorgullezco cada vez que un usuario me recuerda a esa leonesa, porque sí que la conozco. Sé de donde vengo y espero saber para donde voy.
Apesar de esto, mi camino se había trazado desde la escritura de cuentos y dibujos coloridos con distintas técnicas que conversaban con las letras…
Nada hacía presagiar que hace 2 años atrás, daríamos a luz a Santiaguito (SantiagoPenshop) justamente en España y su segunda madre -tal vez la primera- me insistiera en que dibujara con plumas fuentes y me instara para comenzar la marcha blanca.

Dibujar con pluma fuente no es lo mismo que dibujar con pluma o tiralíneas.

Mis primeros dibujos no distan mucho de los actuales en varios aspectos. Papel de algodón, tinta de un sólo color y  una mesa cercana a la comida (un café, el comedor, la sobremesa en el living de la suegra, la terraza, todo sirve).
Pero en el contenido sí que ha cambiado la cosa. Exijo plumín extrafino y particularmente de algunas marcas.

Primer costalazo:

Me costó entender eso de las marcas. Creía que bastaba con una buena pluma, de la talla de Pelikan, Montegrappa o Visconti para lograrlo. Pero el dibujo exige mucho más.
La ilustración es mucho más íntima que la escritura. Cada uno de nosotros puede tomar cursos de caligrafía y aprender las técnicas para cada trazo y hacer unas hermosas tipografías bastante similares, cumpliendo patrones.
El trazo del dibujo en cambio es la huella digital del artista. He ahí la importancia  de buscar tú propia pluma para dibujar.

Aciertos de las dos madres de Santiago.

Cuando conocí a Claudia, era fanática de Lamy y yo de Kaweco. A pesar de tener sólo plumín M disponible en Chile, me encantaba su fluidez controlada que casi la hacía sentir semi flexible en el papel.
Cuando nació Santiago, sus madres tuvimos una conducta concordante. La Claudia fue por Lamy y sus coloridas ediciones especiales y yo partí a buscar Kaweco.
No voy a negar que ha sido una propuesta agridulce la mía. Crecí rápidamente, es decir, a golpes.
Cada vez que miro para atrás, reconozco que de Frankfurt volvió una Urraca “brígida”. De tanto pararse entre chaqueteos y codazos, no podía pasar otra cosa –retroceder nunca, rendirse jamás-.
No sé si es por esas enseñanzas extracurriculares o por su larga relación conmigo. Pero Kaweco sport (su versión mas humilde) es una de mis plumas infalibles a la hora de dibujar.

Dibujo de bolsillo.

Su tamaño es cómodo y preciso para cualquier libreta.
Su diseño sin clip le permite estar escondida y dispuesta siempre. Su tapa larga le da la posibilidad de convertirse en un cómodo pincel.
Su precio módico te permite trasladarla y torturarla en cada uno de tus viajes sin condescendencia.
El sistema de llenando por cartuchos no es de lo más ecológico, pero es confiable y práctico. Además existe la alternativa de convertidores específicos que abren la posibilidad a usar tintas de colores y marcas más diversas.
Por último y lo más importante, esta pluma dispone de un plumín extra fino, realmente delgado que permite dibujar con fluidez detalles y texturas.
Todo esto la ha convertido en mi compañera fiel.
Bonus Track: Obvio que mi Kaweco Sport Skyline se viste de Zorra ;-).

Sorpresas te da la vida.

Aunque se puede estar cómodo con un marca, no hay que estancarse.
Claudia es una persona muy tecnológica e innovadora. Siempre me hablaba de las plumas TWSBI y a mí me gustaba su concepto.

Conquista de varias culturas.

El significado de su sigla, las fotos de sus modernas instalaciones, la seriedad de su trabajo ya galardonado son para engatusar a cualquiera.
Sus innovadores diseños y la posibilidad de tener plumas con mecanismos de llenado novedosos a buenos precios fue más que tentador para nosotras.

Compradora en rehabilitación.

No es casualidad que tengamos un sitio web. A mí me gusta mucho comprar por internet. No me agradan los atochamientos ni la posibilidad de un trato deficiente de algún dependiente.
Entonces, cuando vi la página de TWSBI compré algunas ediciones regulares y limitadas para mí.
El resultado es predecible: me enamoré!!

Económica o ecológica?

He escuchado muchas veces a mis congéneres reclamar cuando vitrinean: “Obvio que me gustó el más caro”.
Yo no soy la excepción, exceptuando el caso de las TWSBI y su TWSBI ECO.
Esta pluma de tamaño similar a la Lamy safari recibe su nombre por ser el modelo “económico”. Para mí es un lujo.

TWSBIart

Recibí esta pluma en un práctico estuche donde puede guardarse siempre y que trae distintos implementos para su mantención que es muy fácil y segura. Casi entretenida como armar un lego.
Su sistema de llenado con émbolo me dio pie a que comenzara a amar el mecanismo: Su gran autonomía (tiene una buena capacidad en el barril) y la infinidad de alternativas en tintas.
Lo que más amé fue su plumín: Largo, rígido, seguro, fino y fluido.
Puedo decir que nunca se han secado aunque estén con tintas indelebles, nunca han tenido una partida en falso y nunca me han decepcionado a la hora de hacer distintas texturas y entramados en los dibujos.

Algo de humildad y algo para el Ego.

En este tiempo he visto que sólo algunos artistas se aventuran utilizar plumas fuentes para sus dibujos. Yo siempre he soñado que estas grandes marcas compartan algunos de mis dibujos. Por ahora me he conformado en estar en algunas publicaciones destacadas. El camino de dibujar con plumas es largo, pero muy gratificante.

Por Urraca Darwin 

Ilustradora

Fundadora de Stgopenshop